alyllylylyly

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

28022017

Mensaje 

alyllylylyly





N

ombre: Alyona Alexeyevna von Berezutsk. Edad: 22-23 años. Sexo: Femenino. Sexualidad: Heterosexual. Nacionalidad: Islandesa. Isla: Veles. Grupo: Contribuyente. Profesión o Área: Médica cirujana (general).

I wanted to
go home to be
where you are, But even closer to you, you seem so very far


D


escripción física. — Desde muy temprana edad se hizo evidente que era adoptada; la particularidad de su apariencia ciertamente no dejó lugar a dudas. Y es que el resultado del color de su cabello, ojos y labios; nació apartir de una particular mutación en los genes, que dio como resultado una extraña forma de albinismo. Más esta particularidad siguió a toda su línea familiar, ya que tanto sus padres, como sus abuelos y predecesores eran dueños de tal particularidad.
Cabe destacar que a causa de esto su infancia no fue sencilla ni mucho menos, pero y con todo logró alcanzar la adultez sin mayores tropiezos en su constitución. Aly no solo resalta por el particular color de sus atributos, sino por su estatura, que es un tanto mayor que la media femenina. Esto da lugar a un cuerpo que en ocasiones ha hecho dar la impresión de que es un poco más adulta de lo que en verdad es. Lo cierto es que está bastante conforme con su figura, la cual se muestra debidamente proporcionada, no es lo que se consideraría menuda, pero tiene un porte elegante y a la vez ligeramente sensual que llama indudablemente la atención: su largo cabello, de un color liláceo tan claro que le hace parecer platinado, es suave al tacto. Su perfume puede percibirse lo justo si es que te deja acercarte lo suficiente. Las hebras caen en perfecta cascada hasta unos cuantos centímetros por encima de las caderas. Así mismo su delicado color armoniza con la tonalidad clara y prístina de sus orbes, que a pesar de ser del mismo tono, presentan un brillo muy particular que ha sido en la mayoría de las ocasiones, ventana directa a su alma.
Las facciones de su rostro, suaves y a la vez llamativas, también han sido dignas de muchas miradas, y en particular sus labios llenos que por su particular color hacen complicado el que la gente desvíe la mirada. Al menos los hombres sí lo hacen... hacia el resto de su cuerpo. Porque claro, Alyona si bien fue dotada con genes extraños, también fue bendecida con un cuerpo torneado y saludable, pechos llenos y turgentes, cintura estrecha, aunque no demasiado, y caderas curvilíneas y apenas más amplias de lo que deberían.
Es general es una extraña visión... pero así también lo es hermosa y agradable a su manera.


D


escripción psicológica. — Posee una de las personalidades más dulces y bondadosasque conocerás jamás. Tan suave y refrescante como una brisa nocturna de verano, puede acallar todos y cada uno de tus malestares con su sola compañía. Y es que hay algo en la tranquilidad de su semblante, en la serenidad y cadencia de sus gestos, que te convencen de que no existe ni una preocupación en el mundo. Lleva tan particular aura de calma a su alrededor, que es imposible ignorarla o pasarla por alto, ¡ni siquiera deseándolo! Cuando menos te lo esperas, te encuentras añorando su compañía, su suave tacto, el sonido de su voz...
...que no es muy fácil oír. Pues aunque no lo parezca, Alyona es terriblemente tímida y no es algo que pueda remediar tan fácilmente. Si bien no es del tipo de las que se sonrojan compulsivamente, sí es sumamente complicado sacarle siquiera una palabra de los labios. Tal vez al hablar será el único momento en que verás sus mejillas coloreadas. Y para compensar su auto impuesto mutismo, se deshace en gestos y expresiones de lo más coloridas y variopintas; de este modo podrás saber todos y cada uno de los pensamientos que pasan por su cabeza sin necesidad de que ella articule una sola sílaba... más esto es tan solo si ha decidido que eres un ser de confianza; no oses llevarte el mismo trato que un amigo porque lo único que encontrarás, son miradas llenas de recelo y sospecha. Por naturaleza, es una criatura bastante asustadiza y huidiza, que no va a quedarse alrededor mucho tiempo si consideras que eres peligroso, es un hecho. Hay que saber ganarse su confianza, de a poco y con muchísima paciencia, es necesario otorgarle el tiempo para conocer aquello con lo que está tratando y si será o no peligroso para ella.
Mas no te engañes; Alyona no es únicamente un atado de virtudes ni mucho menos, pues como toda criatura, es compleja en su personalidad y posee varias capas que deberás conocer poco a poco. Se ofende muy fácilmente y su orgullo (el cual es bastante grandecito) podrá ser muy fácilmente herido. Conseguir su perdón puede parecer sencillo, y lo es... solo si sabes atender a los modos correctos mediante los cuales pedirlo. Palabras únicamente le entrarán por un oído y saldrán por el otro, ya que como es natural, la importancia que ella da a las acciones sobrepasan por mucho a las vacías promesas que ya ha conocido con muchísima amargura en el pasado. Y no, no importa lo benigna o dócil que ella sea, es posible caer en su lado malo y lo harás sin duda alguna si no vas con cuidado. Ofenderle es una acción que pagarás caro siendo sometido a su rechazo y reprobación. Y no es que lo haga de mezquina, solo que Alyona es en sí alguien sensible hasta la médula, capaz de romper en llanto solo porque le dijiste que murió el pez del vecino; o ver cómo su vista se empaña en cuanto has dicho algo que creías que no haría daño... y al final resulta que sí.
Harás bien en tener en mente que en el ranking mundial de «mujeres más complicadas», Alyona ocupa el puesto número uno.
Más es alegre a su manera y estar en su compañía será siempre un placer. Pues ante nada, es sumamente educada y tiene modales impecables, acompañados de un aire de elegancia que le envuelve por completo. Llevará cuidado de no ser bruta ni arrebatada o escandalosa, y bajo ningún concepto la verás en un mal comportamiento si puede evitarlo.


G


ustos y disgustos. Es muy simplona, por lo que sus gustos son un poco variados e inconexos.
Le encantan los atardeceres, aunque también la noche, pero disfruta mucho más de los primeros. Le encanta mirar obras de arte, aunque las veces que ha intentado hacer tuvieran pésimos resultados. Le encantan los peces, ver a la gente reír, y los viernes. Le gustan los colores pasteles, y las amplias habitaciones. Los lugares tranquilos y deshabitados, donde ella puede aprovechar y bailar sin que nadie la moleste. Le encantan las cosas pequeñas y simples, como mirar las estrellas en la noche, leer un libro o que le regalan una flor silvestre. Una carta escrita con sentimiento, y todas esas cursiladas que ella considera tiernas. El otoño, pero no el frío… por eso ama el verano. El agua, aunque no sabe nadar. Las plantas, y si pudiera su casa sería un jardín. Tal vez por eso siempre lleva flores en el pelo. Los niños, le encantan, y ni qué decir de animales, en especial los peces, que son su locura. El campo. La gente de otras nacionalidades. Qué le muestren pequeñas curiosidades.
Disfruta de aquellas cosas que puedan darle paz, como escuchar música (jamás con auriculares), o recostarse en la mullida hierba. Por eso, la naturaleza también entra en sus estándares de cosas qué cuidar y querer. El sonido del piano, en especial las notas más agudas. El cine, de la única manera en que a ella le gusta ver películas. Las coincidencias, y encontrar conocidos por la calle, excepto cuando no está de humor. Los tatuajes, jugar cartas.
Y por supuesto, realmente ama su trabajo y los niños. Es comedida en éste, y tal vez es por esto que no le molestaría ser toda una trabajólica.

■ No gusta de poner en la categoría de odio a las cosas, y por eso manifiesta más una clase de “decepción”, o “desacuerdo”. Sin embargo, visto desde afuera, uno podría fácilmente distinguir que ella odia los insectos y los reptiles. Esa parte de dama se mantiene intacta en ella. No es capaz de estar en la misma habitación con alguien que guste de lastimar a la gente en el modo en que fuese, o cosas por el estilo. Los electrodomésticos. Siempre los rompe, y no tiene la menor idea de cómo se utilizan tampoco. Viajar… las largas horas de viaje la vuelven insoportable, así como el tener que cocinar, que sencillamente lo hace terriblemente mal. Olvidarse de algo que iba a hacer. El dolor, por más mínimo que sea, la pone de lo peor. Llorar con películas patéticamente trágicas o similares. Perder un zapato. Hacer desorden luego de haber limpiado, algo que no le cuesta para nada. Que digan que es predecible. Que… la despierten mientras duerme… pareciera que el mundo cae, y ella no para de gritar airosa hasta estar satisfecha (de las poquísimas veces que la verás fuera de su usual carácter). Que le tomen fotos o cosas parecidas. Las supersticiones, y las “predicciones”. Que muevan de posición las cosas que ella misma ha acomodado o simplemente dejado por ahí. Incluso el que ordenen su desorden entra en la categoría de las pocas cosas que pueden sacar el enojo en ella. Los hipócritas. Lo falso.

H


istoria. — Lo primero que veo en cuanto abro los ojos es un techo muy familiar... el de mi habitación. Blanco, liso... sobrio. Por un momento mis pensamientos se enrollan entorno a tal banalidad, mientras analizo cómo la luz de la mañana que irrumpe por mi ventana, se refleja en esta aburrida parte de la habitación como lo ha hecho todas las otras mañanas. Al menos esto, no parece haber cambiado. 
Un pequeño jadeo escapa de entre mis labios justo en el momento en que siento que algo húmedo y cálido resbala de las comisuras de mis ojos: lágrimas. Dejo caer mis párpados nuevamente y sollozo un poco sin siquiera moverme un centímetro; casi como si mi cuerpo hubiera perdido toda movilidad. En cierta forma, así es. Había perdido el motor que lo impulsa y ahora obtiene el mismo resultado. Es tanta la angustia que siento, que difícilmente puedo acallarla sin otra cosa más que haciendo lo correcto.
Lo que yo creo es lo correcto.
Estoy decidida a terminar con todo. Es tiempo de dejar de vivir en la negación... de pretender que el hombre que yo más amo y venero en el mundo, no está equivocado. Es tan irónico que siento bullendo en mi pecho las ganas de reír... la alegría no llegaría a mis ojos; por el contrario, un regusto amargo se atoraría en mi garganta.
Perdí a mi familia cuando tenía cuatro años... este es el pensamiento que da vueltas en mi cabeza al mismo tiempo que junto las fuerzas para sentarme en la cama y mirar a través de la ventana. Seco mis lágrimas, y nuevamente, no puedo evitar viajar en recuerdos hasta el pasado, aquél sitio oscuro en el que me sentí perdida cuando solo era una niña que apenas y sabía contar... el mismísimo sitio del que fui rescatada por quien pronto sería el motivo de mi adoración: Aleksey von Berezutsk.
No recuerdo mucho de lo que sucedió en mi vida previa a la tragedia, ni siquiera tengo muy claro cómo perdí a mis progenitores... pero sí tengo muy claro cómo gané un padre. Y no pasa un día sin que recuerde cómo me aferré a él con desesperación el primer año que pasé a su lado. Es hasta cruel lo mucho que duele pensar en ello ahora que he tomado la decisión de llevar mis "intenciones" acabo. Y mientras me pongo en pie y doy los primeros pasos hacia el cuarto de baño, solo una duda flota dentro de mi cabeza.

¿Cómo voy a renunciar a lo que más amo? 

Masajeo mi rostro con las manos mientras me encierro en el baño. Tengo que tomar una ducha y arreglarme, no me darán días libres en el trabajo solo porque sí, y está claro que no encontraré una respuesta a mi pregunta en ningún futuro cercano, lo cual es... desmotivamente. En cierta forma, sé en mi corazón la susodicha respuesta: no puedo. No puedo porque a donde sea que miro, todo lo que quiero abandonar me envuelve. Todo lo que soy... lo que tengo, lo que he logrado, ¡absolutamente todo! Todo, todo... lo he logrado porque mi padre ha estado allí para mí. Y mis hermanos... les amo tanto... El solo pensar en marcharme y renegar de todos hiere a mi corazón, pero no creo que haya otra alternativa. Creo... creo que si intento lo suficiente, lograré lo que me pronpongo, pero sé que lloraré por siempre a la herida más grande... 
Mi padre, Aleksey. 
Lamenté por mucho tiempo la ausencia de una madre, pero ese hombre, aún en mi debilidad, me enseñó acerca de la fuerza y la compasión. Por las noches, leería mi cuento favorito una y otra vez hasta asegurarse de que cayera perfectamente dormida. Y así... 
...hasta que se hizo difícil para mí encontrar un motivo por el cual llorar; papá siempre los hacía desaparecer a todos. 
Mi roca, mi compañero, mi modelo a seguir y mi más grande animador... a todo eso estoy renunciando. Es difícil para mí volver la espalda a la persona que hizo posible que siquiera pudiera leer la caja de la pasta de dientes. Él me enseñó a leer la hora, a hacer las complicadas divisiones y a dar un puñetazo (¡en caso de necesitarlo!). Me enseñó lo que estaba bien y lo que estaba mal...
¿No es irónico que sea esto mismo lo que ahora me separa de él?
No estoy segura de que el pensar en ello vaya a ayudarme en nada; así que intento con todas mis fuerzas dejar mi mente en blanco y así es que, mientras dejo que el agua se deslice por mi cuerpo desnudo, pienso solamente en el techo de mi habitación...
Me tomo mi tiempo. No estoy ansiosa por arrancarme el corazón, precisamente; así que dedico esos minutos a mi persona. Solo a mí y a nadie más... pero sorpresa, sorpresa. Repentinamente recuerdo a Misha... o al menos, lo intento. Ha pasado tanto tiempo, que no estoy segura de si le reconocería siquiera. Suspiro de solo considerar aquello, pues nada deseo más que preguntarle cómo le resultó eso. Si se siente solo o si está arrepentido. 
Pero... ¡Ah! Ya basta. Las ansias que tengo de dejar de pensar en todo me hacen sacudir la cabeza y terminar la tarea que tengo entre manos. Ya no deseo tomarme más tiempo, los nervios difícilmente me permiten hacer nada a esta altura, pero tengo un plan y debo seguirlo.
Una vez termino de asearme, elijo con cuidado mi vestuario: mi ambo de trabajo y una chaqueta, por si acaso. Pero no tengo intenciones de llevarme absolutamente nada conmigo. Nada que no haya comprado yo misma con mi sueldo, pues nada a partir de eso me pertenece, nada que no sean mis conocimientos, los que con tanto esfuerzo obtuve en la universidad de Buyán. No deseo tener más deudas con pa...--con Aleksey. La que ya poseo es impagable.
Me cepillo el cabello y luego guardo el elemento en la maleta que con suma agonía dejé preparada la noche anterior. Me tomo un momento para respirar hondo y así, sin más, estoy lista. Y es extraño, porque es casi increíble lo poco que me llevará marcharme de esta vida. Una vida que se erigió alrededor de una familia a la que amo. Un hombre que me adoptó, que creía perfecto y bondandoso a rabiar; hermanos que nutrieron mi infancia y mi carácter... una historia entera junto a ellos que llega a su fin.

Es tiempo de decir adiós.


VIRTUDES


  • 1. Memoria. Cabe destacar que su memoria, es perfecta. Puede ser malísima para recordar rostros y nombres que no sean los de sus pacientes, pero sabrá memorizar una ficha clínica en cuestión de momentos. Además, fue de las mejores de su clase y no fue por ganarse los favores de nadie, pero porque puso todo su esfuerzo y sacrificio para lograr aquello que tanto deseaba con todo su corazón.
  • 2. Resistencia. Tiene muy buena resistencia en cuanto a la cantidad de horas que puede permanecer despierta y perfectamente lúcida, siendo su tope máximo de 72hs.
  • 3. Artes marciales. Desde pequeña, tal como a sus hermanos, fue enseñada en las artes marciales rusas de Sambo y Systema.
  • 4. Talento artístico Puede tocar el piano y la guitarra de forma admirable y bellísima. El piano siempre fue un instrumento que llamó su atención desde que siendo muy pequeña, quedo maravillada con un concierto que vio en la tele. Al principio, Lyo creyó que se trataba de un mero capricho, pero la insistencia de su hija le llevó a ceder para finalmente enviarla a tomar clases cuando cumplió los ocho y hasta los dieciséis. Cabe destacar que tocar el piano siempre fue su mas adorado pasatiempo, en especial cuando lo hacía para acompañar el bello canto de su hermana.
    En cuanto a la guitarra, se decidió a dedicarse a ella cuando empezó la universidad, como método de relajación ante su estrés. Aprendió en gran parte sola, pero luego una de sus compañeras decidió tomarla como su pupila.



DEFECTOS


  • 1. Trauma. Cabe destacar que la virtud de la buena memoria se convierte en su cruz, pues a su vez es más susceptible a sufrir traumas... que de hecho, tiene.
  • 2. Compesanción del sueño. Debe compensar las horas perdidas de descanso, cayendo completamente dormida y manteniendo el letargo por 24hs seguidas, horas en las que tiene que perderse horas laborales. Por ello prefiere simplemente no hacerlo y manejar bien sus horarios en cambio.
  • 3. Realmente dejó de practicar con tanto ahínco en cuanto su padre le permitió a cada uno seguir con su propio entrenamiento. De mas está decir que no llegaría jamás al nivel de sus hermanos, por lo que no es incorrecto decir que caería sin más si se enfrentara a tres oponentes o a un hombre que sabe lo que hace.
  • 4. Porque sus estudios pasaron a ser su principal foco de atención, dejó de lado su práctica. Además, desde que su hermana fue encarcelada, nunca más volvió a tocar el piano.
  • 5. Es en general, ilusa e inocente a su manera, y en muchas ocasiones ha caído presa de engaños y toda clase de estafas, que por suerte, su familia logró evitar. De más está decir, que estando por su cuenta, no duraría viva ni una semana.
  • 5. Carece de vida social en general, pues su vida es el hospital. El trabajo de un médico es sacrificado en cuanto a horarios, por lo que no siempre tiene tiempo para hacer amistades o salir a divertirse.


EXTRAS

Tiene fobia a las mariposas y a las cucarachas.
Como parte de su rutina, visita bastante seguido a su vecina islandesa, Berna, que ha cumplido los setenta y uno recientemente. Incluso algunas veces le invita a cenar o a pasear por la plaza, cuando sus articulaciones no están lo suficientemente quejicas como para negarse. Fue la anciana quien le enseñó todo lo que le faltaba aprender sobre su origen.
El ser más adorado y amado del universo es su perro, Danfort, un presente que recibió a los dieciséis a raíz de un pequeño incidente del que no gusta de hablar. El canino, un magnífico Mastín Tibetano, fue entrenado exclusivamente por Lyo, para que oficiara de guardián para su hija.
Aunque dice de no recordar nada de su infancia, es verdad que de cuando en cuando, si algo le afecta sobre manera, retazos de memorias inconexas pero brutales acuden a su memoria. Aun así no es nada que pueda dilucidar en concreto.
Por descontado, Alyona siempre ha profesado un infinito amor a toda su familia, pero sobre todo por su padre, a quien considera su "salvador". Lo curioso es, que si alguien le observara con atención y mente abierta, podría ver que ese amor es tal vez más que solo familiar...
Planea cambiar su apellido a "Järvi".

Imágenes:
Spoiler:
Nombre del personaje: OC.
Procedencia: Desconocido.


DRAGONFLY
Admin

Mensajes : 819
Fecha de inscripción : 25/07/2012

Ver perfil de usuario http://burgundydragonfly.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

alyllylylyly :: Comentarios

Sin Comentarios.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.