DIX INMASLKALDASDA eye of the needle

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DIX INMASLKALDASDA eye of the needle

Mensaje por DRAGONFLY el Mar Ago 16, 2016 12:16 am


N

ombre: Frank Armand. Apellidos: Green. Edad: 28 años. Nacionalidad: Francés. Raza: Demonio. Empleo: Dibujante / Maestro de arte. Sexo: Masculino. Sexualidad: Bisexual.

Through The eye
of the needle
I won't let the terror in, I'm stealing time



D

escripción física. — Tiene una pinta de macarro que no se la quita nadie. Pero al menos, se nota claramente que "lo intenta". Se esfuerza por verse tan presentable como puede... aunque tiene cero idea sobre los caprichos de la moda, al menos sí sabe qué colores no combinar... o séase: no se pone bermudas fucsia, chanclas naranja y camisa amarilla como ese profe de la clase de enfrente. Aunque no es quién para criticar, ya que algo indiscutible acerca de su vestuario, es lo viejo y descolorido que está... en definitiva, tiene mucha pinta de indigente culto, fin. Es más lo que pasa desapercibido que enseñando.
Siempre tiene mucha cara de aburrido, y probablemente combina muy bien con sus monótonos ojos celestes, su desorganizada cabellera azabache y sus poco agraciadas facciones. Ahí es cuando se le termina de dar la clasificación de gamberro por excelencia. Por supuesto, en presencia de "sus niños", será completamente diferente.
Hay que destacar el hecho de que no posee ningún tatuaje, perforación ni nada que pueda llamar la atención de las autoridades. Aunque sí le agradan este tipo de "decoraciones", prefiere apreciarlas desde lejos.
Su complexión física no podría apreciarse como "atlética" de buenas a primeras, muchas veces la ropa que usa desdice de su cuerpo, más no es mentira decir que tiene una buena constitución, si bien delgada, fuerte y definida. Sin importar la mala presentación, es indiscutible que es un hombre saludable. Y... es tan alto como una montaña, a menudo los niños le ven como un pequeño parque de diversiones y buscan siempre treparse a su espalda.


D

escripción psicológica. — Es un tipo simpático, aunque ciertamente no lo parezca. Bastante común, de hecho. ¿Algo por lo que destaca? Por su alto sentido de la ética y la moral. Eso sí, no deja de ser hablar mordaz o bastante payaso cuando se trata de socializar con otros adultos. A decir verdad, tiene bastante personalidad de hippie.
Altruista, no hasta la médula, pero si lo suficiente como para terminar afiliado a mil obras de caridad. Altamente desinteresado y desapegado de las cosas materiales. Más es cierto que no le verás comiendo en el piso porque vendió su mesa para darle dinero a los pobres... de eso le salvan sus amigos, quienes en su mayoría y como pueden, le mantienen a raya. Podría decirse que simplemente tiene un alto sentido de la empatía, o que directamente no comprende de límites cuando se trata de ofrecer una mano amiga. Por ello es que con un par de lágrimas y una mirada de pena se le puede trabajar la moral perfectamente bien.
Detesta las confrontaciones, y por ello las evita lo mejor que puede. No es aconsejable iniciar una disputa con él, pues a pesar de que no es difícil caerle bien, tampoco lo es el caerle mal. Y si le caes mal, difícilmente recordará el significado de la palabra "piedad". De más está decir que, como todos, Frank también tiene su lado ingrato. No le molestará arrasar con lo que sea se le ponga en frente si simplemente está de mal humor (lo que raras veces pasa, pero pasa).
Para con los suyos, es sumamente sobreprotector, paternal incluso. No es de los tipos que te fallan cuando más los necesitas, eso seguro. Él siempre estará ahí para ti, es la verdad. Y realmente puede hacerte sentir mejor... peca de despreocupado a niveles insuperables, y por ello muchas veces uno se siente inclinado a hacerlo también. Solo que él lo es tanto que sencillamente dan ganas de engancharle un buen golpe en la mandíbula.
Torpe y un poco bruto. Tiene cero delicadeza para casi todo y en más de una ocasión ha aplicado más fuerza de la necesaria para hacer hasta las cosas más estúpidas, como dejar algo sobre una superficie o hasta cerrar la puerta (nada que no pueda subsanarse con un "Ha sido culpa del viento..."). Propenso a los tropezones y a los vergonzosos accidentes, en los que en variadas ocasiones a arrastrado a más gente consigo.
Al fin y al cabo, bien educado y de buen carácter. Habiendo nacido en una famillia considerada "importante", debía cuidar muchísimas cosas respecto de su actitud, y bueno, nadie podría culparlo por llevar aquellas lecciones muy arraigadas. De más está decir que en muchas ocasiones sí se permite ser un gamberro.

G

ustos. — Dibujar, por supuesto. Ilustrar lo que sea y de la forma que sea, es su ritual más sagrado. Enchastrarse la ropa, el piso y plasmar sus pensamientos, sin importar cuáles sean, es lo que realmente lo apasiona. También es de buen comer, que no te engañe su delgadez, porque es capaz de bajarse varios platos de comida antes de que tú termines siquiera de pestañear. Disfruta del café por igual, así como de las cosas saladas. Le gusta el calor y el verano, y no porque le gusta ver a las damas en biquini, sino porque simplemente es menos ropa que colocarse por la mañana mientras está todavía medio dormido (sí... puede parecer un tipo complicado, pero cuando menos te lo esperas es de lo más simple). Le gustan los animales, los niños y las plantas, son de los pocos seres vivos con los que puede tratar sin tener que afilar la mirada con sospecha. Gusta de cocinar, probar nuevas cosas y descubrir que el resultado fue grato. A veces, contentarlo es muy sencillo. Le agrada por demás la gente educada, de buen hablar y calma. También disfruta mucho de hacer deporte, y se adapta a cual le ofrezcan, pues le resulta más divertido tener compañía. Si bien es cierto que no es adepto a las multitudes, sí es de su agrado estar rodeado de las personas indicadas. Gusta de salir a beber, aunque esta es una actividad que realiza más bien solo... considera que el lado que muestra estando bebido no es algo que quiere otros vean.


D

isgustos. — La mugre. Bien puede ser todo lo desordenado que se quiera, con su persona o con sus cosas, pero jamás hará a un lado la higiene y el correcto cuidado de la misma. Odia las discusiones, y más aún que quieras arrastrarle a una. Así mismo, detesta los gritos, el bullicio innecesario, y en esta clasificación también entra la música que solo busca hacer ruido. En definitiva, prefiere guardarse sus opiniones, sabe que una palabra errónea podría herir la sensibilidad de alguien. Sus alumnos son sus polluelos, por lo tanto, detestará todo aquello que pueda hacerles daño o guiarles por el mal camino. Por supuesto, intenta él mismo no ser una, y se guarda sus malos hábitos para él mismo.
Odia el lujo, las personas pedantes y la falsedad, en especial porque su pasado estuvo plagado de ello.


H

istoria. — Odia la hipocresía. La falta de honestidad. ¿Por qué habría de quedarse junto a una familia donde aquellas palabras eran moneda corriente? Demonios, no. A pesar de su edad, Frank se jactaba de su personalidad avispada, así que no iba dejar que le encarcelaran en una vida que no quería, ni muchos menos que tomasen decisiones por él. Su padre solía decir que tenía la inteligencia para hacer cosas grandes, y a él no se le pasaba desapercibido lo mucho que su progenitor deseaba que aquellas cosas grandes las lograra en su compañía, la que por ser el hermano mayor, debía heredar.
Sus sueños se volcaban hacia otro lado, y aunque amaba y respetaba a su padre (no como el resto de su familia) fue inevitable que ambos se encontraran en una fuerte discusión debido a ello. Frank podía ser bastante sangriento en un encontronazo, pero estaba seguro que era algo realmente heredado por su padre. obviamente, aquello no terminó bien. Se desentendió por completo de este (y toda la lerda de su familia) y regresó a su país natal, junto a unos tíos a los que quería muchísimo. Finalizó todos sus estudios allá, dejando que los años pasaran sin permitir que noticias de su familia llegaran a sus oídos.
Ignorante de que su familia había viajado a Nueva York, viajó él también al mismo destino. Y una vez llegó... se enteró de la muerte de su padre. Por un corto período de tiempo se cerró a todo y dejó muy claro a lo que quedaba de su familia que no quería más incursiones en su vida por su parte. Vivió por un tiempo junto a su amigo, y cuando ambos fueron lo suficientemente prósperos en sus trabajos como para poder subsistir por sí mismos, decidieron tomar caminos diferentes.
Actualmente, trabaja como maestro de arte en la primaria de una modesta escuela pública.

Terminadoos y agregados

— Su hermana asiste a la secundaria, en la escuela en la que él trabaja.
— Es un patoso consumado, así que no es de extrañar que le digan que es un bestia y un bruto. Arrasa con todo lo que encuentra en su camino (accidentalmente, claro está).
— Tiene un hurón llamado Samy.
— Tiene un pequeño trabajo como dibujante de una tira cómica en un periódico.
— Es ambidiestro.
— Contrario a lo que siempre da a entender, sí sabe hablar francés perfectamente. También suele mentir acerca de su nombre y apellido, o identidad en general. Su verdadero nombre es Antoine... no que realmente interese.
— Tiene compulsión con ayudar a la gente de la calle, ya sea invitándolos a comer o dándoles cosas.
— Aún siendo un niño, fue sometido a variadas cirugías y operaciones para tratar con la enfermedad del que fue víctima a los cinco. En la actualidad, evita hablar de ello y de las consecuencias que trajo consigo y que continúan repercutiendo en su día a día.
— Su condición como demonio es un hecho no conocido por absolutamente nadie, ni siquiera él mismo, aún cuando los aspectos más intrínsecos de su raza permanecen latentes en él, no tiene ni un solo recuerdo que pueda siquiera darle un indicio de que no es un humano común y corriente. Por  otro lado, ha experimentado en variadas ocasiones, sentimientos o pensamientos que consideró en su momento "impropios de sí mismo". Bien podría no ser nada... tal vez la vida no le ha exigido el sacar a relucir su parte más oscura aún. De momento, se cree un simple humano, por lo tanto, un simple humano es.






♍ — Eye of the needle; Expediente

Resulta ser que como es muy ancho el código, solo van a poder usarlos para foros

• Imagen de 550x200. (Arte de Adhi).
• No hay necesidad de crédito, me basta que cuando les pregunten, los manden a este tema o digan que no lo hicieron ustedes ; )
• Postear para ver (recuerda seguir las reglas del subforo).
Costo: Sin costo.


DRAGONFLY
Admin

Mensajes : 821
Fecha de inscripción : 25/07/2012

Ver perfil de usuario http://burgundydragonfly.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.